viernes, 18 de junio de 2010

Rascacielos (Medellín, Colombia)

A veces uno levanta la cabeza y la aleja un momento de la perspectiva inmediata que tiene enfrente y se topa sin preámbulos ni preparaciones con una imagen como esta, que parece salida de una de esas películas donde la protagonista es una ciudad tan llena de rascacielos que uno se marea.
Por una rendija que quedaba entre dos construcciones se veía este edificio y la perspectiva hacia pensar que en realidad si estaba tocando el cielo, arremolinado las nubes para que en cualquier momento dieran paso al azul más puro o sino a uno de esos aguaceros sorpresivos que suelen calarnos hasta los huesos en cuestión de segundos.
El Edificio del Café que es al parecer el que tiene más pisos en la ciudad, se destaca no solamente porque da la impresión de tocar el cielo sino también por el color blanco de su superficie, en una ciudad donde la gama cromática de las edificaciones suele estar dominada por el ocre del barro cocido.

1 comentario:

  1. Jaime Alberto Barrientos19 de junio de 2010, 11:02

    Nuestros rascacielos también son nuestros "rascasueños", pues siempre nos ayudaron a pensar que en cualquier momento podríamos salir volando por allí como un superman paisa.

    ResponderEliminar