domingo, 25 de julio de 2010

Oasis (Medellín, Colombia)

A los trotamundos que recorren las ciudades y el asfalto se les aparece a veces entre los edificios una mancha verde que de lejos parece un oasis. Claro que la distancia puede crear visiones en la mente sedienta de quien se acerca. Las palmeras se desdibujan en la distancia, tal vez porque son el producto de la imaginación del viajero y de su deseo.
Puede ser también una especie de metáfora que habla de los lugares que se encuentran en las ciudades donde sus habitantes pueden soñar con la frescura del agua y la sombra de las palmeras o con la tranquilidad de espíritu, que niega la vida diaria a los que habitan estos espacio urbanos, para contrarrestar el impersonal contacto del concreto que logra, en algunas ocasiones, opacar la calidez del ladrillo.
Entre tantas construcciones la vista se ve atrapada por esta mancha de verde que la distancia intenta convertir en un color indeterminado y gris, pero que con toda seguridad ofrece una esperanza al transeúnte, sea éste un peregrino que viene de tierras lejanas o un simple peatón de la ciudad de todos los días.

2 comentarios:

  1. Jaime Alberto Barrientos26 de julio de 2010, 9:46

    Un oasis, siempre un oasis, será el que nos hace caminar más allá de nuestras fuerzas...

    ResponderEliminar
  2. I hаve learn severаl ехcellent stuff here.
    Definitеly value bоokmarking for
    гevіsіting. I ωondeг how so much attеmpt yοu
    plaсe to create οnе of these
    magnifіcеnt informative web ѕite.


    Fеel fгee to visit my web-site skin lightening surgery

    ResponderEliminar