viernes, 3 de septiembre de 2010

En las noches (Medellín, Colombia)

En las noches llenas de destellos y de sombras esta casa se entrega a los recuerdos.
Se evade así del presente que se le ha deparado: ser un objeto de gran belleza que a duras penas consigue evocar con su aspecto remozado los tiempos en los que fue un lugar donde vivía gente.
Cuando en esta casa se oían las risas, los llantos o los suspiros con los que la vida matiza la existencia de las personas, la luz no brillaba con tanta intensidad y los corredores y el jardín se llenaban en las noches de muchas más sombras que ahora.
Tal vez la luz dorada de las lámparas le diera a esta fachada un aspecto de postal amarillenta, de esas que se guardan durante mucho tiempo en los baúles bajo llave para que el tiempo no se robe las memorias o para que no se gasten demasiado si se rememoran con demasiada frecuencia.
Ahora le es fácil acceder a esta casa a todo aquel que quiera visitarla. Infortunadamente, sucede con ella como sucede con esos lugares llenos de historia que a pesar de mantener un aspecto tan poco deteriorado, le es difícil al observador revivir el ambiente que los verdaderos habitantes crearon y respiraron en ellos.

1 comentario:

  1. Jaime Alberto Barrientos4 de septiembre de 2010, 13:48

    Una gran casa a la que hay que conocer...

    ResponderEliminar