lunes, 11 de octubre de 2010

Volvió el azul (Medellín, Colombia)

Después de varias semanas de lluvias volvió a verse azul el cielo.
Se deslizó hasta por entre los edificios para recordarnos que ahí estaba el sol de nuevo.
Aunque tratamos de convencernos a veces de que este azul es eterno, las nubes se resienten del amor que esta ciudad le tiene al sol y se deslizan por el cielo, de manera violenta en ocasiones, y le hacen creer a uno que nunca desaparecerán.
Sin embargo la lluvia pertinaz que golpea con fuerza, con la levedad de una pluma o con la insistencia de un alfiler se encarga de lavar la atmósfera y cuando desaparece, es como si todas las cosas hubiesen renovado sus colores, como este azul, tan prístino que parece el primer azul que contempló la tierra.
Nunca se sabe cuándo volverán las nubes bajas y opresivas, lo que sí es cierto es que con cualquier luz, esta ciudad no deja nunca de sorprender al observador.

1 comentario:

  1. Jaime Alberto Barrientos12 de octubre de 2010, 12:48

    Cómo me hace de falta ese azul en el cielo, el sabor del mango biche con sal, los sonidos de los buses subiendo las calles de las montañas y dormir al calor de la tarde después del almuerzo.

    ResponderEliminar