lunes, 14 de febrero de 2011

El minuto de Dios (Medellín, Colombia)

Hay imágenes que no tienen mucho valor artístico pero que sin embargo capturan la atención del observador por su incongruencia o por lo insólito del tema.
Es el caso de esta fotografía de un muro de alguna esquina, apartada o no, donde el mensaje implícito apunta a que si usted se encuentra en esta ciudad puede hacerle una llamada a Dios, desde un teléfono celular o desde uno fijo, por doscientos pesos.
Será que el departamento de publicidad del cielo decidió que era hora de actualizar estrategias y que una manera de eliminar barreras entre Dios y los mortales era mediante la tecnología. Lo que no se dice es cuál es el número; aunque como sucede casi siempre con los temas relacionados con las instancias celestiales hay allí un alto grado de ambigüedad: el que verdaderamente quiera establecer este tipo de comunicación encontrará la manera, parece ser la idea.
En un mundo hiper comunicado nadie se extraña de que hablar con Dios valga doscientos pesos el minuto. Aunque surge la pregunta inevitable y queda flotando en el aire como una alergia cualquiera: ¿cuánto valdrá entonces la llamada a un santo común y corriente?

1 comentario:

  1. Jaime Alberto Barrientos15 de febrero de 2011, 9:49

    Muy buena foto y muy buena leyenda. Ahora queda preguntar, ¿el negocio será del cura?

    ResponderEliminar