viernes, 1 de abril de 2011

Un canto a la piedra (Medellín, Colombia)

Casi siempre los jardines se caracterizan por la profusión de plantas y la aparición casual de alguna piedra o de un poco de arena para matizar la exuberancia de la naturaleza en la ciudad.
En este caso, sin embargo, el jardín aprovecha el impacto visual de las piedras y el granito para crear una hermosa imagen donde las escasas plantas son las que se encargan de poner el tono de contraste.

1 comentario:

  1. Jaime Alberto Barrientos4 de abril de 2011, 20:01

    De todas maneras esas piedras también hacen parte del paisaje recordándonos las orillas de ciertos ríos en donde el agua corre juguetona por los sinuosos causes que marcan los pétreos lechos.

    ResponderEliminar