lunes, 16 de mayo de 2011

Tormentas a las seis (Medellín, Colombia)

Uno de esos cielos que parecen presagiar tormentas se cierne, cargado de nubes, sobre el centro.
Se imagina uno esos nubarrones cabalgando el viento a gran velocidad para tomar posición sobre la ciudad, preparándose para la siguiente tormenta como en los cielos de las películas de piratas o los que aparecen en las novelas del siglo XIX, donde los truenos acompañaban las invocaciones que mujeres desesperadas lanzaban al viento.
Sin embargo en esta ciudad un cielo así cubre un laberinto de casas y edificios donde, a esta hora, comienza a realizarse el rito milenario de los hogares: la reunión en torno a la luz para espantar la oscuridad que amenaza desde afuera.

1 comentario:

  1. Jaime Alberto Barrientos18 de mayo de 2011, 20:07

    El cielo va ganando espacio y aunque la ciudad crezca, el cielo siempre será más grande.

    ResponderEliminar