lunes, 5 de septiembre de 2011

A son de desfile (Medellín, Colombia)

La música simple y repetitiva de las marchas, que fue el regalo hecho por Philip Sousa (compositor de origen portugués, español y alemán) a la humanidad, ha acompañado los desfiles y paradas de todo tipo alrededor del mundo.
Aunque en esta ciudad se le han agregado tonalidades y ritmos que vuelven más pegajosa la música que tocan estas bandas en los desfiles.
La Playa fue testigo del paso de otra marcha y como siempre la magia de esta avenida sombreada de árboles, reforzó el impacto que dejó en la gente como lo hace con cualquier evento que se realice en ella.
Sorpresas como ésta revitalizan la imagen que del Centro tienen los habitantes de la ciudad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario