lunes, 23 de septiembre de 2013

Hojas, flores y agua (Medellín, Colombia)

Saber mirar es el consejo que siempre dan los profesores de las facultades de arte o las academias de diseño.
La realidad cotidiana está llena con los ejemplos de la belleza que se puede encontrar en los lugares que vemos todos los días y a los cuales dirigimos nuestros ojos de manera automática, sin ver.
De pronto se forman enfrente nuestro unos cuadros que parecen obedecer a un plan preconcebido pero que son el producto de la casualidad o del azar.
Las hojas grandes y siempre verdes combinadas con unas sencillas flores (empinadas para poder ver más allá), necesitaban las salpicaduras del agua para conformar esta imagen fotográfica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario