sábado, 12 de marzo de 2016

La mirada del camaleón (Medellín, Colombia)

El ojo atento del camaleón no deja de observar mientras el visitante lo mira desde la seguridad que ofrece un vidrio de protección, satisfecho de poder acercarse a un animal cuyo hábitat original se encuentra en la lejana y misteriosa África.
Para los habitantes de las ciudades tanto los zoológicos como los acuarios son la única opción de ver animales que en su mentalidad citadina representan las regiones exóticas que quizá nunca lleguen a visitar.
Los zoológicos y los acuarios tratan cada vez más de recrear el entorno real del que fueron sustraídos los animales. Sin embargo no dejará de ser extraño, al menos para el animal, permanecer todo el tiempo en un lugar completamente cerrado, con el clima bajo un control estricto, donde las únicas novedades están representadas en los seres que pasan frente a él.
Aunque con el tiempo este camaleón debe haberse acostumbrado a esas caras redondas que se acercan y se alejan siempre iguales y siempre distintas.
Tal vez para la realidad del camaleón quien lo mira es el mismo, que cambia de aspecto y de colores, así como él.

No hay comentarios:

Publicar un comentario