lunes, 3 de octubre de 2011

Un balcón y su reflejo (Medellín, Colombia

Colgado del vacío éste es uno de esos rincones de la ciudad que pocos ven: frecuentado por quienes se aventuran a encontrar lugares distintos a las cafeterías atestadas que pululan en las calles de El Centro.
Desde allí puede verse otra perspectiva de la ciudad, limitada o amplia según el deseo del observador. Aunque, como siempre, se percibe un retazo de montañas combinándose con las líneas duras de los edificios.
Ese día las sillas vacías y su reflejo daban cuenta del fuerte sol que brillaba sobre la ciudad. A pesar de la vista, la gente le rehuía al calor de la tarde que en este valle puede llegar a ser muy ardiente, hasta para las pieles acostumbradas al calor del trópico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario