lunes, 26 de mayo de 2014

Creencia urbana (Medellín, Colombia)

Una imagen que se repite cada vez con más frecuencia en los jardines de la ciudad es la de las grandes botellas de gaseosa llenas de agua. Pocos son los que conocen el significado de esta costumbre, hasta que alguien da la respuesta a la pregunta obligada.
No parece tener sentido pero al decir de muchos es ciento por ciento segura para alejar a los gatos.
Quienes han sido desvelados por los eróticos requerimientos de los gatos en el jardín de su casa, han empezado a adoptar esta medida que, a pesar de no tener una base científica conocida, es el método más seguro para desterrar felinos.
Al parecer ya no hay que recurrir a la vieja costumbre de tirarles agua, arrojarles piedras o un zapato como en los comics.
Si esta práctica se generaliza los gatos tendrán que buscarse otros lugares para desarrollar sus complejos rituales amorosos que necesariamente pasan por un preludio sonoro tan fastidioso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario