viernes, 30 de mayo de 2014

Prudencia y vigilancia (Medellín,Colombia)

Gracias a su comportamiento estas aves se convirtieron durante la antigüedad en uno de los símbolos de la prudencia y de la vigilancia.
En esta ciudad donde aparecen de vez en cuando seres de otras latitudes se puede contemplar, si se busca con mucha paciencia y se observa con cuidado, un paisaje plagado de grullas.
Pero como la prudencia y la vigilancia son tan escasas en estos parajes abandonados a su aire, las grullas de la imagen son tan pequeñas que pasan desapercibidas para la mayoría de las personas.
Habría que salir a la calle con un ánimo similar al de Diógenes de Sínope cuando recorría las calles de Atenas, linterna en mano, en busca de hombres honestos para encontrar en esta ciudad un poco de prudencia y de vigilancia, así sólo sea representadas en una bandada de grullas desperdigada por unos acantilados ficticios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario